La industrialización de la inteligencia artificial presenta nuevos desafíos para los científicos, los políticos y la sociedad en general

Como se presenta en el libro Python Deep Learning, a la Inteligencia Artificial (IA) se la considera como la «cuarta revolución industrial», resaltando de esta forma el poder transformador de la tecnología de IA y su gran impacto que tendrá en nuestra sociedad. Esto es causado por el hecho de que la investigación en IA está pasando de hacerse mediante «artesanía académica» a una «profesionalización» de esta, conllevando la industrialización de la IA. Un ejemplo representativo puede ser la maduración de los frameworks de desarrollo Deep Learning que han evolucionado rápidamente, siendo los frameworks construidos en las universidades (Caffe , Theano) sobrepasados totalmente por sistemas desarrollados por la grandes empresas del sector como Google (con TensorFlow) o  Facebook (con PyTorch).

Esto implica que estemos presenciando como los laboratorios corporativos y los grandes conjuntos de datos privados se vuelven cada vez más importantes para la investigación de IA. Y esto tiene implicaciones devastadoras en la investigación pública porque los investigadores en el mundo académico necesitan cada vez más colaboración (y se vuelven dependientes) con el sector privado para acceder a los datos y los cálculos necesarios para entrenar los sistemas de IA de última generación. Y esto podría (si no lo está haciendo ya) sesgar esta investigación o reducir su valor público.

Al mismo tiempo, estamos inmersos en una ola de “democratización de la IA” porque la difusión de la investigación de la IA a través de canales abiertos (como Arxiv), con software de código abierto (como GitHub), con open data y con computación en el Cloud al alcance de cualquiera, permite que hoy en día resulte muy fácil implementar sistemas de inteligencia artificial de última generación a cualquier persona. Esto implica desafíos importantes para los reguladores que necesitan garantizar el cumplimiento en cualquier entorno de IA, donde adoptar tecnologías de IA peligrosas es tan simple como descargar algún software de GitHub e instalarlo en cualquier proveedor de Cloud.

La revolución industrial dio como resultado un cambio social y político masivo, con la consolidación del poder político en manos de los propietarios del capital y la posterior ira popular por la desigualdad que esto generó. Parece razonable pensar que el aumento de la IA sigue el mismo camino y nos puede llevar a lo mismo. Tenemos que afrontar lo que está sucediendo antes de que sea demasiado tarde. De lo contrario nos enfrentaremos a un verdadero problema como sociedad.